25 mar. 2012

TRENDY COKE BAJA EN CALORÍAS


Jean Paul Gaultier y la nueva campaña “Love it Light”


Jean Paul Gaultier para la la nueva campaña de Coca Cola Light


Desde el nacimiento de Coca Cola Light, la comunicación corporativa de la casa ha mantenido un posicionamiento coherente entorno a este producto. Interesada en asociar sus campañas al sector de la moda y a una mujer trendy, Coca Cola Light lanzaba en el año 2010 la campaña “Love it Light”. La iniciativa se dirigía a las mujeres fashionistas, un sector muy concreto y definido, pero en auge y consumista.


La aparición internacional de la primera campaña “Love it Light” coincidía a principios de abril de 2010 con la London Fashion Week. Las latas de este refresco se vestían entonces de leopardo y se iniciaba una interesante tanda de colaboraciones entre el producto y varios diseñadores. Se trataba de un intercambio de intereses en el que los creadores daban prestigio al producto y Coca Cola Light les devolvía popularidad amplificada. La campaña salía del cerebro de la agencia Mothers Londres y completaba la iniciativa con promociones diversas con las revistas Heat, Grazia y Closer y con descuentos vinculados a algunas marcas de moda como ASOS.


Ya antes de esta campaña, diversos creativos y profesionales del sector de la moda habían personalizado los envases de Coca Cola Light, entre ellos nombres como Manolo Blahnik, Cavalli, Nathalie Rykiel o Patricia Field... Sin embargo, la campaña “Love it Light” daba un paso más allá y creaba un universo más definido, protagonizado por tres marionetas  que trabajan en una redacción de moda y les encanta ir de shopping: Eleanor, Bernadette e Irene. 


Diseños de Karl Lagerfeld para Coca Cola Light

Estas muñecas, protagonistas de ingeniosos vídeos en una campaña que no se ha visto en España (pero al alcance de todos gracias a Youtube), inspiraron en dos ocasiones al káiser de la moda. Karl Lagerfeld colaboró con Coca Cola Light en 2011 y diseñó tres envases exclusivos con los nombres de estas muñecas, en una limitadísima edición que podía comprarse en Colette por 3,5 €. 

Parecía entonces difícil que Coca Cola Light se superase en ingenio a futuro. Sin embargo, lo ha hecho, fichando como director creativo de la nueva campaña a Jean Paul Gaultier, coincidiendo con el 60 aniversario del creador. El irreverente e ingenioso Gaultier ha ido más allá de la personalización de los envases de Coca Cola, protagonizando una serie de vídeos que nos demuestran que es posible unir dos universos en una misma campaña de comunicación, sin que se resienta la identidad de marca de ninguna de las partes implicadas.


Gaultier
ha protagonizado tres teasers de una saga que ha titulado The night and day serial designer. Estos vídeos refuerzan una vez más la vinculación del universo Gaultier con el lenguaje televisivo y cinematográfico, haciendo un guiño al cine de detectives y al terror hitchcockiano de los años 60. El diseñador francés ha dicho en más de una ocasión que decidió su vocación por el mundo de la moda gracias al cine, quizás por ello se le ve como pez en el agua en estas piezas.









Fotogramas de The night and day serial designer







En cada uno de los vídeos, Gaultier se interpreta a sí mismo y a otro personaje: un fotógrafo de moda con un tupé que pudiese recordar al de Suzie Menkes, un psicoanalista con cierto parecido al filósofo Bernard-Henri Lévy y un detective sacado de cualquier film de serie B de los 50’-60’. Además de esto, el rock-glam, los tatuajes, un vestido corsé rojo, las rayas marineras... En definitiva, un universo 100% Gaultier que se abre al espectador después de descorrer hasta tres cortinas en cada teaser


Los vídeos se inician con una mano vestida por una manga marinera que descorre una cortina blanca, para mostrarnos un título sobre una cortina en blanco y negro que vuelve a ser abierta por la misma mano, llegamos entonces a una tercera cortina de rayas marineras y, cuando esta se abre, empieza el show. Esta idea de descorrer varias cortinas, de mostrar capas debajo de las cuales seguimos encontrando otras, se me antoja una metáfora del palimpsesto que caracteriza el universo creativo de Gaultier. Con huellas de escrituras de referentes anteriores, el universo del diseñador remite siempre a imaginarios preexistentes que él reescribe. Referentes de los que se apropia para darles una identidad nueva, con esa capacidad para mezclar y reinventar que le ha caracterizado desde los inicios.


Además de estos vídeos, Gaultier ha hecho una costumización de las botellas de Coca Cola Light. En esta ocasión las botellas no sólo tendrán una personalización del diseño vistiéndose de rayas marineras. Por primera vez, los envases tomarán forma de cuerpo de mujer, siguendo la imagen de su perfume Classique. Unos envases de edición limitada que podrán adquirirse por 1,50 €. Definitivamente cheap and chic.



Ainhoa Martínez Muguruza

23 mar. 2012

Privalia o "Bienvenidos al mundo real"

Privalia, el club de venta online líder en el sector, cerraba este pasado martes su primera tienda offline o física, situada en la esquina entre el Paseo de Gracia y Aragó de Barcelona. La primera pop-up store que abría el club se situaba junto al lujo barcelonés, lugar donde se encuentran las primeras firmas, durante solo dos semanas, del 9 al 20 de marzo.


En un momento en que cada vez son mas las marcas que se decantan por el modelo de venta online, Privalia hace el movimiento contrario: de internet al mundo físico. Sus objetivos son el acercamiento al público, que ve así la “tienda” como algo real, cercano y humano, pero también el hecho de darse a conocer a un nuevo público y captar así a más gente que aún no se había atrevido a comprar de forma online. Tampoco es nada nuevo, los grandes eBay y Amazon ya lo hicieron en Nueva York.
Sin embargo, no se ha tratado solo de una tienda sino de todo un acontecimiento: a parte de los descuetos del 70% en marcas como NafNaf, Diesel, American Vintage, Karl Lagerfeld, Fornarina, etc, el sitio también ha contado con música en directo, tratamiento personal, y la colaboración de Nespresso y Rimmel London.


Privalia seguirá apostando por la venta multicanal: smartphones, Facebook y tiendas físicas, además de su portal en Internet, según su director Tony Batlló. Cabe resaltar el gran salto que ha dado Privalia, desde que apareció en 2006. Ahora cuenta con más de 9 millones de socios y es el referente del sector. En 2011 adquirió además Dress-for-less, líder alemán de venta online. Y ahora quiere repetir su experiencia offline en otras ciudades: expansión pues, y a seguir creciendo.



Natalia Gutiérrez Sans

Los diez multimillonarios del negocio de la moda


Amancio Ortega ha subido dos puestos en la lista de las personas más ricas del mundo, elaborada por la revista Forbes. Con 75 años, el fundador de Inditex ocupa ahora el quinto lugar con una fortuna estimada de 37.500 millones de dólares (28.549 millones de euros). En este ranking sólo hay un empresario del sector de la moda que supera a Amancio OrtegaBernard Arnault.



El presidente y consejero delegado del conglomerado de lujo LVMH continúa a la cabeza de los más ricos del negocio de la moda y, con una fortuna de 41.000 millones de dólares (31.214 millones de euros), ocupa el cuarto puesto en la lista realizada por Forbes.



En tercer lugar está Stefan Persson, dueño de H&M, otro de los imperios de moda rápida. Persson no ha variado su situación en la lista de personas más ricas del mundo y continúa ocupando el octavo lugar con una fortuna estimada de 26.000 millones de dólares (19.794 millones de euros).



Tras Persson aparece la primera mujer de la lista: Liliane Bettencourt. La fundadora del imperio de la cosmética de L’Oréal ocupa el puesto número quince del ranking y, con 89 años, una fortuna de 24.000 millones de dólares (18.271 millones de euros).



La moda deportiva también tiene su sitio en el ranking y Phil Knight, dueño de Nike, es un ejemplo de ello. El multimillonario ocupa el puesto número 47 de la lista de Forbes y su fortuna está estimada en 14.400 millones de dólares (10.963 millones de euros).



Bernard Arnault no es el único empresario del sector del lujo en el top ten de multimillonarios. En el puesto número 59 está François Pinault y familia. El ejecutivo francés  es accionista mayoritario del grupo PPR (Pinault-Pintemps-Redoute). El magnate, cuya fortuna está estimada en 13.000 millones de dólares (10.125 millones de euros), ha cedido la dirección ejecutiva del grupo a su hijo, François Henri Pinault.



Tras la familia Pinault se encuentra Leonardo del Vecchio, fundador y presidente de Luxottica, el mayor productor y distribuidor de material óptico del mundo. Del Vecchio, de 76 años, ocupa el puesto número 74 de la lista de multimillonarios de Forbes y su fortuna está estimada en 11.500 millones de dólares (8.755 millones de euros).




En la parte baja de la lista se encuentra el primer asiático del ranking: Tadashi Yanai, de 63 años. Yanai, dueño del grupo de moda Fast Retailing, ocupa el puesto número 88 y su fortuna está estimada en 10.000 millones de dólares (7.613 millones de euros). En la lista de multimillonarios de Japón, ocupa el primer puesto.




En el penúltimo lugar está Horst Paulmann y familia. El multimillonario chileno-alemán es dueño del holding Cencosud, operador de cadenas de supermercados y centros comerciales. Su fortuna está estimada en 9.300 millones de dólares (7.080 millones de euros) y ocupa el puesto número 98 de la lista de multimillonarios de Forbes.




Cerrando la lista se encuentra el diseñador estadounidense Ralph Lauren, dueño del imperio de moda que lleva su nombre. El creador, de 72 años, tiene una fortuna estimada de 7.500 millones de dólares y ocupa el puesto número 122 de la lista de multimillonarios de Forbes.


Sarah García.

Pequeñas grandes víctimas


Desde las cremas antiarrugas hasta las operaciones de cirugía estética. Todas son un claro ejemplo de la obsesión que tiene la sociedad actual por rejuvenecerse a toda costa. Pero una cosa son las manías estúpidas de los adultos y otra muy diferente traspasárselas a los niños y niñas. En su caso, como gozan de la preciada juventud. les invertimos la trampa para que se obsesionen con parecer mayores. ¿En qué mundo de locos vivimos donde nadie puede estar contento con lo que tiene? Si eres joven quieres ser grande y si eres grande pequeño. Todo vale con tal de no conformarnos con lo que tenemos y amargarnos la vida con preocupaciones inútiles que nos impiden disfrutar del presente.

Esta parrafada me vino a la mente cuando haciendo zapping me topé con el programa "Pequeña princesa" de Cuatro. Narraba la rutina de un concurso de belleza infantil llamado Beauty of the World 2011 en Punta Cana. La protagonista es Rachel, una niña dominicana de 5 años que participa como representante de su país en la categoría ‘Baby’. Su madre es su manager y tiene una escuela de modelos en su ciudad . A los 17 años también fue ‘miss’, aunque por motivos económicos y familiares no pudo seguir con su carrera de modelo: “Quiero que mi hija consiga lo que yo no pude”, decía. Y parece ser que debe conseguirlo a toda costa, porque en muchos momentos la niña quería ir a jugar y le obligaba a estarse quieta porque se le estropeaba el vestido para la exhibición.


A mi parecer, el programa era una muestra de madres egoístas que superaban viejos traumas personales sometiendo a sus hijas a larguísimas sesiones de belleza y de moda. Lo peor es que con estas situaciones se fomenta en el imaginario tan vulnerable y susceptible de estas niñas la importancia del físico para triunfar en la vida. Me parece irónica la extrema protección de los menores en algunas áreas y sin embargo la gran pasividad en otras, como podrían ser estos eventos. Se ha demostrado que las niñas que participaban en estos concursos, una vez entradas en la madurez, desarrollan problemas psicológicos. 


Rachel, la niña de 5 años protagonista del programa


Recientemente, Francia se está planteando prohibir la participación de niñas menores de 16 años en estos concursos. La senadora Chantal Jouanno, comentó al gobierno francés "Hoy, un 37% de las niñas de 11 años confiesa estar a dieta. La intrusión precoz de la sexualidad provoca daños psicológicos irreversibles en un 80% de los casos, según los expertos", denunció la legisladora. También se están replanteando volver a implantar el uso del uniforme, abolido en Francia en los años 70. "Hoy, a los diez años, los niños hablan de Gucci y Vuitton" explicaba la senadora. 






Hablando de este tema es inevitable recordar la polémica que ocurrió con Vogue en este país. En agosto del año pasado, la revista escandalizó a los franceses con una producción de niñas vestidas como mujeres posando en actitudes sensuales. Una osadía que le costó el cargo a su directora, Carine Roitfeld. 


Foto de la polémica producción francesa de Vogue


Pero si pensamos bien, continuamente se fomenta una faceta adulta entre los más pequeños. Actualmente, existe una gran oferta de lencería infantil de lo más refinada y sexy, como si quisiéramos tratar a las niñas como adultas sexuales en miniatura. Otra muestra de esta realidad son las niñas que con menos de 10 años publican vídeos en youtube aconsejando sobre trucos de maquillaje y de moda. A una de ellas, Lidia de 9 años, Antena 3 la presentaba como la versión infantil de "Isasaweis". 

También hay casos más extremos, como el conocido vídeo de Youtube donde una madre depilaba las cejas con cera a su hija sobornándola con golosinas. O bien el de una madre que le aplica botox en la cara a su niña. En todo caso, me parece triste ver como la sociedad actual infantiliza a las mujeres mientras sexualiza a las niñas. 



Ante situaciones como las explicadas anteriormente, los responsables de las menores alegan en su defensa que “es lo que a ella le gusta hacer” o que “con un poco de control no pasa nada”. Sinceramente, teniendo en cuenta estos casos me resulta complicado creer que estas niñas decidan por voluntad propia someterse a tales atrocidades.





Sonia García




22 mar. 2012

A PROPÓSITO DE LOEWE ...


Tras dejar pasar la locura que, en los primeros momentos, originó el viral de la marca con el que se anunciaba la nueva colección de su bolso "Oro", no podía desaprovechar la ocasión de contribuir a aumentar el caudal de los ríos de tinta vertidos sobre el mismo.






Tengo varias reflexiones que hacer y, por las discusiones que, entre risas, he tenido estos días con distintos colegas, sé que muchas de las mismas no serán compartidas.

Durante estos días, el público, la gente en general, a quien ha criticado duramente ha sido a los protagonistas del citado vídeo. No a su director creativo, no al realizador del mismo, no a Loewe, sino a los chichos y chicas que han participado mostrándose en él. Y no lo encuentro justo.

Se les ha acusado de ser pijos, frívolos, tontos, … Se les ha parodiado hasta la saciedad … Se les ha tachado incluso de no saber hablar, en relación al momento en que Lorena Prain dice "Mucho vino bueno". A mí, lo que sí me horripila, es la rigidez intelectual y volitiva de ese público, de esa gente, que no alcanza a deducir que la chica está imitando una de las típicas frases con las que un  guiri puede responder cuando se le pregunta por nuestro país.

Pero bueno, vamos a ver, es una campaña de publicidad de una marca de MODA, se trata de Loewe. A quién iban a sacar en el anuncio; ¿¿a la "Vane" y al "Johny"??. ¿De qué iban a hablar?, ¿de filosofía, de física cuántica, del hambre en el mundo …?

Nunca escuché, ni leí, a la idealísima Alexa Chung o a la insustancial Olivia Palermo, ni tan siquiera a mi querida Alice Dellal hablar de tales asuntos, ni creo, por cierto, que a nadie interesarían sus reflexiones, y, sin embargo, tampoco escucho, o leo, crítica alguna hacia ellas.

Algunos de esos chicos, quizá serán "niños bien" ("¿Y qué?" me pregunto yo, mejor para ellos), pero también son ilustradores, artistas, fotógrafos, editores, actores, músicos y estudiantes. Quizá eso también sea criticable …


Loewe quería modernizarse, no quería a Tamara Falcó y sus amigos, sino coger a un grupo de chicos monos pero que tuviesen un toque creativo y cañero. Así que apostó por ellos como imagen, y sabía muy bien porqué.


Si hacemos una media con los contactos que esos chicos tienen, por ejemplo, en sus facebook, obtenemos una media que supera los más de 1.000 amigos por cada uno. Esos números implican que la gente les sigue, les conoce, les envidia, les observa, les suscita curiosidad y es eso lo que ha provocado que se haya liado, la que se ha liado.
Todos estaban ansiosos por verlos y muchos, por lo visto, por criticarlos. Así que realmente creo que les ha funcionado la apuesta. Gracias al video, muchos jóvenes, habrán conocido a Loewe y pasará lo de siempre: los grupies, morirán por conseguir uno, y el resto, los que los desprecian, no se comprarán el bolsito pero, sinceramente, creo que al público objetivo de la marca se la "trae al pairo" todo este lío. Ellos seguirán disfrutando de la deliciosa piel que comercia la legendaria marca.









 María Ruiz Barranco
  

19 mar. 2012

El Gigante aterriza en el corazón de la Gran Manzana


Amancio Ortega lo tenía claro: Nueva York es el escaparate del mundo. Y como de si la mítica canción se tratara, el fundador del imperio Inditex cantó: “Start spreading the news, I´m leaving today. I want to be a part of it, New York, New York”. Y es que como bien dijo Frank Sinatra, Nueva York es la ciudad que nunca duerme. Así que ambos siguieron los mismos pasos, y en el año 1989 Amancio Ortega abría su primera tienda internacional, después de Portugal, en la ciudad de los rascacielos. Él lo tenía muy claro: una empresa que usa la tienda como herramienta de marketing, sin duda, tenía que estar allí.

 Zara del número 666 de la Quinta Avenida de Nueva York
 
Pero la tienda que recientemente el gigante de la moda acaba de inaugurar en el número 666 de la Quinta Avenida, en el edificio Tishman, no es una tienda cualquiera. Es la nueva tienda estrella, su flagship Store mundial. Y es que ya hace unos años, las tiendas de Zara cada vez se parecen más a una boutique de lujo. Y con esta reciente inauguración, la firma aun afianza más su nuevo concepto de establecimiento. Un concepto que irá aplicando paulatinamente a todas sus tiendas y con el que ya se abrirán todos sus nuevos centros.

A partir de ahora, Zara apuesta por el minimalismo. Siempre con mucha luz, el color blanco será la estrella. Pero más allá de la estética, lo que quieren es potenciar la experiencia del cliente. “No se trata solo de exponer mercancía, sino de crear un espacio para que la ropa cobre vida” declaró Elsa Urquijo, arquitecta de la tienda. Apenas hay baldas para la mercancía doblada, sino que esta se expone colgada aprovechando las paredes y biombos y en algunas mesas centrales. Quieren crear una atmósfera tranquila y elegante, donde realmente se vean las prendas y se aprecien las colecciones. El espacio invita a recorrer todos sus rincones, ya que todo está situado de forma muy intuitiva y visual.




La tienda completa su decoración con grandes pantallas de televisión gigante, una especie de videowalls, que dan el toque tecnológico al establecimiento. Por primera vez la compañía incorpora como tecnología el pago a través del móvil y de radiofrecuecia, lo que permitirá al cliente evitar el paso de la banda magnética por el terminal.

Sin duda, esta es una demostración más de la importancia que tiene lo qué vive el consumidor dentro de las tiendas. Como también toda una declaración de intenciones. Zara sigue fiel a su filosofía: sus tiendas son su verdadera imagen de marca. Son su principal vehículo de comunicación con el consumidor. Siempre la misma estrategia, bajo una única premisa: “Dejad que sean otros los que hablen de nosotros, pero sirvámosles en bandeja que lo hagan”. 

Carlota Modolell Rodríguez


18 mar. 2012

Crónica de un caprichoso sin suerte


Toda la polémica que ha surgido alrededor del vídeo de Loewe me ha hecho recordar una experiencia desagradable parecida que tuve hace unas semanas. Resulta que trabajar en el departamento de clipping de una empresa tenía sus ventajas, podía hojear las revistas con toda la tranquilidad del mundo sin que nadie se extrañase de nada. Pues bien, estaba yo leyendo el Magazine de El Mundo cuando me topé con una imagen a página completa de unas preciosas bambas. Acto seguido miré los créditos y resulta que ese modelo pertenece a una colección que ha realizado la marca Geox con Patrick Cox, el diseñador del calzado de Elton John.

El objeto de deseo en cuestión

Unos días después, me dirigí a su punto de venta en Rambla Cataluña con la intención de hacerme con ellas, me pareció que eran imprescindibles para este verano, a pesar de que la marca siempre me había inspirado cierto rechazo. Pensé: dale una oportunidad, puede que no sea tan horrible como imaginas. Nada más lejos de la realidad: le pregunté al dependiente que si ya habían recibido la colección del diseñador de Elvis Presley (a saber dónde tendría yo la cabeza), a lo que me espetó secamente – La colección diseñada por Patrick Cox para Elton John no ha llegado a la tienda ni sé si llegara nunca. – Tal cual. Sin una sonrisa, ni un “se refiere usted a Elton John”, ni si “¿quiere que le enseñe el resto de la colección?”. En mi opinión los trabajadores de una marca son los embajadores más cercanos de la misma, no llego a entender como contratan a personal con tantos aires de grandeza o falta de simpatía, lo mismo da que sea en una boutique de gama alta como Burberry o en la gran distribución como Zara.

Otros modelos de la colección, claramente muy del estilo glitter Elton John


No bastándome con eso, y es que en mi familia siempre hemos sido muy obstinados, envié un e-mail a atención al cliente para ver si podían informarme de en que tienda podía encontrarlos. Me respondieron muy educadamente, aunque con faltas de ortografía varias, que de momento no estaban a la venta y que probara a escribirle en dos semanas. El cliente persiguiendo a la marca. A Geox ni más ni menos. Inaudito. Desistí, aunque saqué una buena reflexión. No todo vale para conseguir clipping. No se puede hacer una colección para salir en la prensa pero no tenerla disponible en tiendas. No vale anunciar un producto nuevo para atraer al público joven y moderno si después no van a poder adquirirlo. ¿De verdad pretenden que alguien que se encapricha de un diseño tan radical como el del señor Cox se va a conformar con uno de los aburridos modelos de aire ortopédico de la colección convencional? Desde luego yo no.

Patrick Cox haciendo malabares con mis ilusiones

Escrito por Xavier cugat