29 feb. 2012

Mis 14 principales


A veces sin darnos cuenta no nos permitimos soñar. Aunque sea de las pocas cosas que hoy en día aún son gratuitas creemos que no tenemos tiempo para sueños imposibles. Quizá nos estemos equivocando ya que muchos estudios afirman que soñar despierto es una actividad motivadora. De hecho, puede ayudar a ser mas creativo y original. Si no fuera por esto, muchos descubrimientos científicos no se habrían llevado a cabo.
Sito García repitió varias veces en su clase el concepto de dream bag list. Yo no solo no tenia una lista, sino que no me había molestado en indagar sobre los bolsos que posiblemente nunca podré tener. ¿Pero y si un día necesito una lista? Por esta razón me puse a investigar para así confeccionar mi lista. He seleccionado 14 bolsos que según mi opinión merecerían un puesto en mi humilde armario. Algunos por su diseño, otros por su historia los he ordenado según mi preferencia. Aquí van mis 14 principales:
14. Pippa — Modalu 
En el último puesto pero aún así con el privilegio de pertenecer a mi exclusiva lista está el Pippa. Inevitablemente la oleada Pippa Middleton ha traído también un bolso a su nombre. El modelo Pippa no nació sino que se rebautizó cuando la firma británica de complementos Modalu quiso agradecerle a la hermana de Catalina que convirtiera su modelo Bristol en un auténtico superventas. ¿A lo mejor este nos lo podríamos permitir? Cuesta 255€.

13. Jackie de Gucci
De entre los clásicos no me importaría hacerme con un Jackie. Una dama que puede presumir de bautizar un gran bolso fue Jackeline Kennedy. Creado por primera vez en los años 50, este accesorio de lujo se caracteriza por estar diseñado en piel, con los bordes redondeados y su cierre de botón. Jackeline esposa de Kennedy primero, y luego de Onassis hizo famoso el diseño de la casa Gucci en 1972. El clásico acompañaba siempre a la primera dama en sus actos oficiales. Jackeline, cuya elegancia y glamour traspasa épocas, confesó en varias ocasiones que era uno de sus predilectos y así lo presumió en multitud de ocasiones. De ahí que la casa italiana lo bautizara con su nombre.
Décadas mas tarde la firma no ha dejado pasar la ocasión de reinventar el modelo o la creación del bolso New Jackie. Su precio pero se mantiene por encima de los 1.000€.
12. Daphne handbag — Jason Wu
El Daphne es el nuevo bolso it de Jason Wu, lo presentó el pasado diciembre junto a su colección Pre-Fall 2012 y está inspirado en la modelo Daphne Groeneveld. Un clásico muy femenino que nunca pasa de moda. El modelo tiene un precio de unos 1.200€.
11. Lady — Dior
En 1995 la primera dama francesa Bernadette Chirac recibió a la princesa Diana de Gales, que visitaba París con motivo de la exposición de Cèzanne. El obsequio para Lady Di fue un precioso bolso, conocido hasta entonces como Chouchou, pero que pronto sería rebautizado como Lady Dior, en honor a la princesa.
El flechazo fue inmediato y Diana Spencer comenzó a llevarlo en sus viajes por todo el mundo, haciendo que se convirtiera en un clásico del lujo y éxito de ventas desde 1996. Fiestas, visitas oficiales, eventos benéficos, el Lady Dior se adaptaba a todas las ocasiones, y terminó por ser su bolso favorito, por la elegancia y el glamour que aportaba a sus looks, con ese chic francés que es seña de la casa Dior. El precio puede oscilar entre los 1.000 y 1.500€ y cuenta con lista de espera para poder adquirirlo.
Como otros clásicos el Lady Dior se ha ido reinventando con gran genialidad. En 2009 John Galliano emprendió una campaña de publicidad con el icónico bolso como protagonista junto a Marion Cotillard. Una serie de cortos cinematográficos presentaban de esta manera a Lady Rouge, Lady Noir, Lady Grey y Lady Blue, según el color del bolso.

10. D-Bag — Tod’s
Bolso con casi dos décadas de historia y utilizado también por la princesa Diana de Gales, es un bolso moderno y muy funcional. Este bolso se destaca por su atemporalidad y afinidad con cualquier vestuario. Al ser un modelo de gran capacidad, resulta ideal para los días de trabajo fuera de casa. Este modelo de piel puede obtenerse por una suma aproximada de 450€, después por supuesto de ingresar en una larga lista de espera.


9. Birkin — Hermes
Sin duda uno de los bolsos icono por excelencia. Lanzado a la venta en 1984 se convirtió rápidamente en un best-seller. Y como todo icono tiene su leyenda. Dicen que la cantante y actriz Jane Birkin conoció por casualidad en un vuelo París-Londres a Jean-Louis Dumas, el entonces director de Hermès. Dumas le preguntó extrañado porque siempre llevaba una cesta de paja como bolso de mano. La respuesta muy clara de Birkin le dio que pensar: “Porque no he encontrado ningún bolso de viaje cómodo, donde pueda meter todas mis cosas y que además sea fácil de abrir y cerrar”. De esta forma nació uno de los iconos más importantes y reconocidos de la prestigiosa firma Hermès.
Adquirir este bolso hasta ahora no era simple cuestión económica, también tenias que esperar tu turno en una larga lista de espera. Sin embargo, desde hace un año parece ser que no hay lista de espera, así que si dispones de entre 6.000 a 120.000€ el bolso es tuyo.

8. 2.55 — Chanel
Hablando de clásicos, el 2.55 es el bolso mas histórico e icónico de la firma Chanel. Como todo lo que hizo Chanel, fue sin duda una revolución. Salido como siempre de la reflexión y el análisis de la creadora. El best-seller de la maison recibe el nombre en clave debido a la fecha de su presentación en sociedad, el 5 de febrero de 1955. La historia del bolso nace según dice la creadora
Cansada de llevar los bolsos en la mano y perderlos, en 1930 les puse una correa y los llevé en bandolera”. De esta manera tan lógica, Chanel crea el primer bolso de lujo para llevar colgado, según ella la mujer moderna debía tener las manos libres en los actos sociales.
El bolso estaba inspirado en la bandolera militar que permitía llevar colgando el mosquetón y las balas, y su característico matelassée sacado de los chalecos acolchados de los jockeys. Como es de esperar su precio supera los 1.500€, todo clásico tiene su precio.


7. Speedy — Louis Vuitton
Es sin duda el bolso icono de la firma Louis Vuitton. Práctico, cómodo y amplio, ideal para un uso diario. Nació en los años 30 bajo el nombre de Express pero en 1960 lo rebautizaron con el nombre de Speedy.
Su tamaño original era mayor que el de un bolso de mano, por eso lo utilizaban como maleta. Debido a su éxito la firma comenzó a comercializarlo en tamaños más pequeños. El tamaño más visto es el Speedy 30 que pertenece al tamaño mediano. Aunque no cambió su nombre, Audrey Hepburn tenia una gran debilidad por este icono. En ese momento el tamaño mas pequeño era precisamente el Speedy 30, pero la firma creó en 1965 el Speedy 25 especialmente para ella. Como muchos otros ha ido dando lugar a versiones mas modernas, como las versiones de Marc Jacobs o Murakami por ejemplo, aún así, el clásico sigue siendo un éxito de ventas. El precio del Speedy corre alrededor de los 700€, esta podría ser una elección mas “asequible” si me permitís el uso de la palabra.



6. Alexa — Mulberry
Parece ser que Mulberry ha encontrado la formula del éxito en la concepción de bolsos con nombre de it girls. En 2002 Luella Bartley desataba esta fiebre con el Gisèle, por la Bündchent claro. Al que le siguió el Alexa, para los seguidores del estilo de la Chung. La última incorporación será el Del Rey, por la melancólica cantante Lana del Rey. Los precios de los bolsos van alrededor de los 900€.


5. Stam — Marc Jacobs
Con Marc entramos en los top five de mi lista, por los que a lo mejor incluso mataría. Si necesitas un bolso grande y práctico este debería ser tu objetivo. Como experto ya en el arte de crear accesorios Marc Jacobs sabe perfectamente como ponerse en el lugar de una mujer y saber que aprecia y busca en los bolsos. Marc creó este fantastico bolso especialmente para la modelo Jessica Stam que no encontraba un bolso suficientemente grande para llevar su portfolio. Y si lo llenas demasiado sin problema te lo puedes cruzar, sin duda un bolso práctico. Lo que a lo mejor no te parece tan práctico es su precio, alrededor de los 1.000€.


4. Motorcycle — Balenciaga
El verano de 2001
Nicolas Ghesquire creaba el Motorcycle de Balenciaga. Como los demás bolsos de mi lista, éste también se ha convertido en un icono de la firma y ha sido visto de la mano  de mujeres como Giselle Bundchen, Kirsten Dunst, Sarah Jessica Parker o Nicole Richie.

El Motorcycle es una explosiva combinación de bolso desenfadado pero elegante y se asocia a una mujer rebelde y aventurera, estilosa y roquera. Perfecto para los días movidos! Aunque difícil de conseguir cuesta unos 1.400€.


3. Amazona — Loewe
Se trata del bolso emblema de la firma.
En la década de los setenta el diseñador Darío Rossi buscaba crear un bolso con capacidad y práctico, un bolso para acompañar a la mujer trabajadora a diario. El Amazonas se creó en 1974, dentro de la línea Ante Oro, y fue el primer bolso flexible lanzado por una casa de moda, lo que supuso todo un cambio en la forma de entender el papel del bolso en la moda.
Con el tiempo, el modelo se ha adaptado a los nuevos tiempos, aunque su proceso de confección es básicamente el mismo.

Es el modelo más reconocible y fabricado de Loewe. Refinado y elegante, su modificación más espectacular a lo largo de estos años ha sido la reducción del popular anagrama en forma de cangrejo. Lo podemos encontrar en dos tamaños: el más pequeño cuesta unos 500 € y el mayor unos 600€.


2. Kelly — Hermès
Este bolso con nombre de princesa tiene una larga historia. La firma Hermès diseñó este bolso para los jinetes. Robert Dumas, yerno de Émile Hermès, ideo este icónico bolso en la década de los 30 para transportar accesorios ecuestres y se conocía bajo el nombre de Sac à dépêches. Con el tiempo se hizo una versión más pequeña para mujeres y poco a poco se fue transformando hasta el diseño trapezoidal que llegó a manos de Grace Kelly en 1956. Hacia pocos meses desde que había contrajo matrimonio con Rainiero de Mónaco, Grace perseguida frecuentemente por los paparazzis trató de disimilar su embarazo tras el bolso. Esto creó mas alboroto y se publicó una fotografía en la portada de la revista Life que dio la vuelta al mundo convirtiendo el bolso en el centro de las miradas. La casa de marroquinería lo bautizó de inmediato con el apellido de la princesa Kelly bag en homenaje a la impagable publicidad que le había hecho. Grace sería la primera pero no la única en recibir dicho honor, ya que con el tiempo saldrían otros. Más de medio siglo después sigue siendo un clásico de la moda, que solo puede adquirirse ingresando en una lista de espera y tras abonar unos cuantos miles de euros (entre 4.000 y 25.000€).

1. Muse — YSL
Y en el numero 1 de mi lista y con un nombre tan inspirador esta el Muse de YSL, mi favorito. Lanzado en 2006 se convirtió rápidamente en un icono de la moda y se ha visto en numerosas ocasiones del hombro de Naomi Watts, Jennifer Lopez, Kate Moss, Jessica Alba, o Lindsay Lohan. El diseño ovalado y espacioso, con su doble cremallera y correas grandes está perfectamente proporcionado y le proporciona valor y estatus. Aunque le ha salido un fuerte competidor, el Muse II, de aspecto mas cuadrado y clásico. Los dos tienen un precio de 1.300€.


 Clara Compte


27 feb. 2012

"God save my shoes"



Nos gustan altos, bajos, coloreados, total black,  de cuña, con plataforma, redondos, puntiagudos, abiertos, cerrados, de lujo, low cost,… Las hay quiénes dicen que los coleccionan, otras que los acumulan y otras que los atesoran, pero este objeto de culto consigue atraer a la mujer de forma fascinante. El zapato. El documental “God Save My Shoes”, donde se muestran las distintas opiniones de profesionales del sector, llega a Canal+ España para explicarnos el porqué de esta debilidad femenina. 



Casi todo el mundo estaría de acuerdo con que el zapato ya no se valora como un objeto de necesidad para las personas, sino una cuestión de querencia. Aunque lo justifiquemos como algo que “me hace falta”, objetivamente hablando, no se necesitarían más de un par o tres de pares de zapatos. En varios estudios psicológicos realizados en distintos países, se han encontrado relaciones entre la mujer y el zapato como un símbolo de poder, superioridad, feminidad o sensualidad.

Podremos tener unas bailarinas, unos clásicos stilettos o unas botas, pero el zapato ideal para la mujer siempre será aquel que nos pueda acercar 12 cm a la figura perfecta. Por muchos visto como un zapato incómodo, peligroso e incluso innecesario, es uno de los componentes más deseados por una mujer. Para ellas no se trata de sentirte cómoda, sino de sentirte bien.


 
En este documental, nos muestran distintas visiones de grandes diseñadores, opiniones de redactores y personas reconocidas de los medios de comunicación, actrices, y estudios psicológicos que revelan hasta dónde puede llegar una mujer por un par de zapatos.
Os dejo con el tráiler del documental que fue visto por miles de personas en septiembre de 2011, cuando en EE.UU aún no se había emitido ningún capítulo.






 Ivette Llobet

25 feb. 2012

MODA DE REALIDAD

Es normal saber de celebridades, ya sea del mundo del cine o la música  que se vuelven diseñadores de moda y en algunos casos como el  de Gwen Stefani, lo hacen de manera triunfal. Pero existe una nueva clase de celebridades que están entrando en el mundo de la moda: las estrellas de reality shows.
 Por lo que he podido ver en Europa este fenómeno no es tan común sin embargo, durante las últimas dos décadas los reality shows se han ido arraigando cada vez más a  la cultura popular norteamericana y se han convertido en un estilo de vida. Son varias las estrellas de reality que han experimentado en el mundo de la moda pero las siguientes son las que considero las más destacables.

La primera en la lista es Nicole Richie hija del famoso cantante Lionel Richie y que a principios de la década pasada todos conocían como la “gorda”, fiestera, loca, sin estilo amiga de Paris Hilton. Richie junto con su amiga aparecieron en el reality show del 2003 The Simple Life donde las acaudaladas chicas dejaron sus mansiones en Beverly Hills para mudarse a Arkansas donde tenían que realizar tareas domesticas y vivir una vida rural.
Del 2003 al 2007  se transmitieron cinco temporadas de dicho programa, durante estos años Richie se vio envuelta en problemas legales, de peso y con las drogas. Su primera interacción con la moda se dio en 2005 cuando se convirtió en la imagen de la campaña publicitaria de la marca BONGO Jeans y un año más tarde fue la imagen de Jimmy Choo. Fue hasta 2008 ya que su vida personal estaba en orden cuando comenzó su carrera como diseñadora lanzando una línea de joyería a la que llamó House of Harlow 1960, en honor  a su pequeña hija, la línea se vendió en la prestigiosa boutique de Los Angeles,  Kitson.  La línea tuvo un éxito arrollador entre las estrellas de Hollywood lo cual la hizo acreedora en el año 2010 al premio "Empresaria del Año" en los Premios Mujeres Glamorosas del Año. Más tarde House of Harlow 1960 se expandió y sacó a la venta una línea de gafas de sol, zapatos y bolsos. 



Richie sin embargo, no se detuvo ahí  y en 2010 expandió su negocio sacando a la venta una línea de ropa para mujeres llamada Winter Kate, una vez más en honor a su hija, la línea refleja el estilo que a caracterizado a Richie, el boho chic, lleno de estampados florales y formas atemporales. Actualmente ambas líneas se venden en famosas tiendas departamentales de Estados Unidos tales como Neiman Marcus y Nordstrom y se han vuelto un must have entre las celebridades y porsupuesto Richie es la mejor modelo y publicidad  de sus creaciones. Los artículos de ambas líneas oscilan entre los 100 y 800 dólares.  Fue así como aquella chica problemática de Beverly Hills se volvió una reconocida y respetada diseñadora…..Al menos en Estados Unidos.

Nicole Richie


También proveniente de California pero de Laguna Beach, tenemos a Lauren Conrad. Conrad era la “protagonista” del reality show de 2003 Laguna Beach que se centraba en la vida de varios adolescentes  acaudalados que vivían en el famoso condado de Orange.  Tras su salida de dicho reality, Conrad obtuvo un nuevo reality The Hills,  que documentaba  su vida en Los Angeles cuando decidió ir a estudiar moda. Su vida se volvió sumamente mediática convirtiéndola en toda una celebrity. Sus pininos en la moda los realizo como pasante en la revista Teen Vogue y después en la agencia de relaciones públicas People’s Revolution. 


Lauren Conrad
Fue en 2008 cuando decidió dar el salto y convertirse en diseñadora de moda y lanzó durante la Mercedes-Benz LA Fashion Week su primera línea llamada The Lauren Conrad Collection , la cual solo vio la luz por  un año ya que Conrad anunció que se tomaría un descanso  de su agotada vida como reality star y diseñadora (si, es sarcasmo). Un año más tarde en el otoño del 2009 lanzó su segunda línea LC by Lauren Conrad  que estuvo a la venta en la tienda Kohl´s, que no es precisamente la tienda más lujosa o exclusiva.  Ambas líneas tenían un estilo muy Californiano y contaban con básicos como jerseys, chaquetas, vestidos y pantalones que oscilaban entre los 20 y 60 dólares. Las líneas tuvieron un gran éxito en la gran distribución. Debido al éxito que obtuvo con ambas líneas en Febrero del 2011 anuncio que lanzaría una tercera línea más   "glamourosa" y esta vez se distribuiría en almacenes del nivel de Fred Segal, la línea llamada Paper Crown salió a la venta en Junio del mismo año.





















Al igual que su amiga Lauren Conrad, Whitney Port siguió un camino por la moda, pero a diferencia de su amiga Whitney tuvo más éxito. Whitney Port procedente de Los Angeles participó en The Hills y en 2008 al mudarse a Nueva York le concedieron su propio reality llamado The City. Dichos reality shows la pusieron bajo el radar convirtiéndola en  una it girl que aparecia constantemente en las páginas de las revistas de moda debido a su estilo tan femenino y a la vez funky. Whitney comenzó su camino en la moda como modelo de DKNY Jeans, después realizó una pasantía en Teen Vogue donde después fue contratada como colaboradora, su siguiente paso fue en la agencia People´s Revolution donde su desempeño fue tan destacable que fue fichada por la diseñadora Diane von Fürstenberg. 
Whitney Port

 Su carrera como diseñadora despegó en septiembre de 2009 cuando presento su línea Whitney Eve en la semana de la moda de Nueva York, lo que la convierte en la única de estas reality stars en hacerlo. Su colección, al contrario de lo que se creía por el hecho de provenir del mundo del reality show,  fue muy bien recibida por la crítica quienes dijeron que era “muy ecléctica, funky, y con un punto de referencia retro que fue reinterpretado para crear un ambiente moderno”. Desde 2009 Whitney ha desfilado en la semana de la moda de Nueva York recibiendo temporada tras temporada, incluyendo la última presentada la semana pasada, excelentes críticas lo que la han consolidado como una promesa de la moda además de que su línea se ha vuelto popular entre las famosas como Heidi Klum, Alessandra Ambrossio entre otras .Después de todo a pesar de sus orígenes en la televisión de realidad, quizás Whitney tenga un futuro brillante en la moda.

MBFW-SS10 Whitney Eve
Whitney Eve Lookbook O-I 2012

Debo admitir que soy ferviente seguidora de todos los reality shows mencionados y que me gustan las líneas mencionadas s in embargo, me preocupa el hecho de que en Estados Unidos sean estas personas quienes se están adentrando cada vez al mundo de la moda y no aquellas con verdadero talento pero que no cuentan con una plataforma como los reality shows para hacerlo. Solo espero que estas reality stars no se vuelvan una quimera para el mundo de la moda porque si las hermanas Kardashian ya diseñan líneas de ropa no me parecería extraño que algún miembro del cast de Jersey Shore se convierta en “diseñador”  y el día que eso suceda juro que perderé completamente mi fe en la raza humana.

Fernanda Santamaría

24 feb. 2012

Hermès-LVMH: lucha por la ‘última’ firma independiente


Bernard Arnault es el hombre más rico de Francia y con su más que holgada fortuna puede comprar casi cualquier cosa. No obstante, también a él le falta algo, o por lo menos a LVMH, su conglomerado de lujo. El empresario cuenta con una cartera de firmas envidiada por medio mundo pero hay algunas que aún se le resisten. Una de ellas es Hermès.

Bernard Arnault, consejero delegado de LVMH

Hermès es una de las pocas firmas que, todavía hoy, continúan siendo independientes. De origen familiar, la enseña está controlada por las generaciones herederas del fundador de la casa, Thierry Hermès.

La firma ha conseguido capear la crisis y mejorar sus resultados año tras año. En 2011 Hermès facturó 2.840 millones de euros, dos puntos porcentuales más que el 16% previsto por los directivos de la compañía.


Con estas cifras el interés de Arnault está más que justificado. LVMH ha conseguido ser el conglomerado de lujo más importante del mundo. En 2011, el grupo incrementó un 16% su cifra de negocio, hasta 23.659 y entre sus enseñas están las más cotizadas y valoradas por los consumidores de lujo de todo el mundo.


La guerra con Hermès empezó a finales de 2010 y, desde entonces, ambas compañías han protagonizado múltiples asaltos de un combate que parece que no tiene fin. No obstante, 2012 se presenta como un año clave para la resolución del conflicto: la creación del holding H51 por parte de los herederos de Hermès para blindarse contra LVMH parece que ha frenado las intenciones de Arnault.

Los inicios de una firma familiar
La maison fue fundada por Thierry Hermès en 1837. Hermès concibió inicialmente su negocio como talabartería, es decir, como empresa de guarnición y trabajo de piezas de cuero para caballerías. Gradualmente, y con el tiempo, la empresa diversificó sus productos y añadió a su catálogo botas, bolsos, joyería, decoración del hogar y sus clásicos pañuelos de seda.

Cuando el fundador de la firma murió, la labor empresarial la continuó su hijo Charles-Emile Hermès y, más tarde, sus nietos Adolphe Emile-Maurice Hermès, sobre todo éste último.

Emile-Maurice Hermès se percató de que, en pleno siglo XX, la forma de viajar de las personas estaba cada vez más lejos del caballo y más cerca del avión, el coche y el tren. Por ello, diversificó la estrategia de la maison y empezó a vender baúles, bolsas de viaje y maletas.

La mujer de Emile-Maurice fue quien, tras no encontrar bolsos que le resultaran cómodos, comenzó a diseñar los de la firma. Entre ellos está el clásico Kelly, al que se le adjudicó este nombre por la actriz Grace Kelly; el Constance Bag, utilizado por Jackie Onassis y el Birkin, cuyo nombre se debe a la actriz Jane Birkin.

Varios modelos del clásico Birkin de Hermès en el taller de fabricación

Las siguientes generaciones han continuado con la labor que inició Thierry Hermès y, han sido éstas, las que dos siglos después se han encontrado con la guerra más curiosa en la que la maison podía enzarzarse.

El inicio de la guerra
Todo comenzó a finales de 2010. En octubre el conglomerado de lujo francés LVMH, liderado por el empresario Bernard Arnault, sorprendió a toda la industria de la moda con su entrada en Hermès con el 14,2% del capital. Este movimiento empresarial desató la hostilidad de las familias herederas de la firma.

En poco tiempo, LVMH aumentó su presencia hasta el 17,1% y, fue entonces, cuando desde el conglomerado de lujo dejaron claro que no querían hacerse con el control deHermès y que su entrada en el capital era de forma amistosa.

Con motivo de esas declaraciones, Bertrand Puech y Patrick Thomas, dos de los máximos responsables de la firma, se posicionaron diciendo: “Si usted quiere ser amistoso, Monsieur Arnault, debe retirarse”.



En menos de tres meses, LVMH había entrado en el capital de Hermès y la guerra había comenzado. Para poder defenderse de lo que los herederos consideraban un ataque por parte del conglomerado de lujo, las familias propietarias decidieron crear un holding para blindarse contra LVMH.

El acuerdo, con la creación del holding, era el siguiente: las familias DumasPuech y Guerrand agruparon el 50% de las acciones de la empresa sin tener que lanzar posteriormente una opa obligatoria sobre el 100% del grupo para defenderse de una posible oferta pública del conglomerado que lidera Arnault. Además, si algún miembro de la familia decidía vender sus acciones, el holding tiene derecho preferente de compra por delante de otros accionistas.

El proyecto del holding obtuvo luz verde de la Autorité des Marchés Financiers (AMF), equivalente francés a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), pero LVMH recurrió la decisión. No obstante, el recurso no prosperó.

Durante el proceso de creación del holding, las familias herederas de Hermès realizaron varios movimientos accionariales para evitar que LVMH se hiciera con más títulos de la firma. Entre ellos, destaca uno de 400 millones de euros en el que Pierre-Alexis DumasSandrine Brekke y Agnès Harth realizaron cesiones, adquisiciones y transferencias de títulos a un precio por acción de 130 euros.

Un día después de este movimiento, LVMH aumentó su capital en la maison de un 21,4% a un 22,3%. Desde LVMH afirmaron no descartar adquirir más acciones de Hermès pero recalcaron no querer tomar el control de toda la firma.

En diciembre de 2011 finalmente constituyó el holding de la familia Hermès. Bautizado como H51 y presidido por Julie Guerrand, miembro de la sexta generación familiar, el holding tiene inmovilizado el 50,2% del capital durante veinte años.
Además, la maison cerró el ejercicio 2011 con unas ventas de 2.840 millones de euros, lo que representó un incremento del 18,3%. La empresa batió, así, sus previsiones, que pasaban por concluir el año con un crecimiento de hasta el 16%.

De este modo, ambas compañías finalizaron 2011 con la guerra todavía abierta pero con la balanza decantada hacia la familia Hermès.



2012, un año clave
Este año se presenta interesante para ambas compañías. El primer asalto de 2012 lo protagonizó Bernard Arnault. Con motivo de la presentación de resultados de LVMH, el presidente y consejero delegado del conglomerado francés reafirmó no tener “ninguna voluntad hegemónica” ni “haber tenido nunca la intención” de tomar el control de la firma Hermès. Según Arnault “nada ha cambiado”.

“Nunca hemos tenido intención de tomar el control de la firma”, explicó el multimillonario. “¿Cómo podríamos tener la intención de quedarnos con una compañía controlada por la familia fundadora en un 70%?”, recalcó el empresario.

Y quiso enfatizar diciendo que “Hermès es una participación amistosa que inicialmente se realizó por razones puramente financieras y que se han convertido en más estratégicas”. No obstante luego quiso dejar claro que “si un día surge la posibilidad de que nos pidan ayuda, consejo o de simplemente establecer sinergias, estamos más que dispuestos a ayudar”.

Estas declaraciones dieron pie a la contestación de Patrick Thomas, consejero delegado de Hermès, en la que dejó claro que “no existe ningún tipo de sinergia posible entre Hermès y LVMH”. Según Thomas “para que puedan existir sinergias, hace falta que las culturas de empresa sean comunes y esto no está pasando a día de hoy”.

El consejero delegado de Hermès también aseguro que “existe una contradicción entre las proposiciones de Bernard Arnault y las de su mano derecha, Pierre Godé”.

“El señor Arnault ha dicho que nunca ha tenido la intención de tomar el control deHermès. Cito un artículo de Figaro del dieciocho de marzo de 2011 en el que Pierre Godé dice que LVMH esperará un siglo o dos si es necesario” para hacerse con la maison, explicó Thomas a AFP.

Parece que el conflicto entre ambas firmas continúa. No obstante, la creación de H51supone un impedimento para que LVMH pueda hacerse con más acciones de Hermès.

Lo único que queda es esperar a los movimientos de las dos compañías que, además de empresas se han convertido, en cuestión de dos años, en auténticas estrategas de la industria de la moda.


Sarah García