20 abr. 2011

Erase una vez… un cuento al revés

¿Qué ocurrió con Cenicienta tras casarse con el príncipe? Se dio cuenta de que su príncipe azul no sabía poner la lavadora y que la malvada madrastra seguía compitiendo con ella por entrar en una talla 36, así pues, decidió ir a Sálvame a contarlo todo.
Es algo parecido a lo que le ha ocurrido a Tasha de Vasconcelos  exmodelo originaria de Mozambique. La incendiaria top ha publicado su autobiografía, La belleza como arma, donde nos muestra un mundo de la moda lleno de víboras y arpías.
¿Queréis saber cómo es Naomi Campbell cuándo no agrede a sus asistentas? Según La belleza como arma cuando Tasha y Naomi se conocieron, la diosa de ébano le dijo: “¿Tú eres la nueva morenita cañón? Te he visto en la portada de Vogue, eres muy guapa, pero ¿no has engordado un par de kilo? No es grave, lo llevas bien”.
Derecha Tasha de Vasconcelos. Izquierda Naomi Campbell para D&G

Pero sus anécdotas no acaban ahí. También relata en su autobiografía que los estilistas le pedían perder cada semana medio centímetro de caderas. Vasconcelos mide 1,82 y durante su etapa de las pasarelas peso 61 kilos, aún así, siempre le recomendaban adelgazar. Ella ha declarado que de esa etapa recuerda constantemente que “tenía hambre” y solo comía un huevo duro al día.
Sin embargo, ha expresado que lo que más la molestaba era la competitividad que había entre las modelos: “Se pisaban las unas a las otras antes de salir a desfilar si creían que eras una rival fuerte”
El libro no solo ha levantado ampollas por las críticas al sistema de la moda. Sus declaraciones sobre Cindy Crawford y Carla Bruni tampoco han sentado nada bien. Las tilda de puro negocio y muy ambiciosas.
 Pero la cosa no ha acabado ahí, Tasha se ha ganado bastantes enemigos con sus declaraciones. Robert de Niro, Kevin Costner y una larga lista de príncipes (Carlos de Inglaterra, Andrés de Inglaterra, Laurent de Bélgica y Nicolás de Grecia) tampoco salen muy bien parados.
Así pues, Tasha, al igual que Cenicienta, decidió que lo mejor era contarlo todo y salir en busca de unas cuantas ranas.
Raquel Sans

19 abr. 2011

Nada sabe mejor que como se siente estar delgado

No es ningún secreto que la imagen corporal, sobre todo en la industria de la moda, está bajo constante escrutinio. Tampoco es un secreto que el estándar que se privilegia es el de un cuerpo delgado y ágil. Dentro de este "marco", llamémoslo asi, en una entrevista a Woman's Wear Daily (WWD) en 2009 Kate Moss, la reconocida modelo inglesa, declaró: "Nothing tastes as good as skinny feels". Luego agregó: "Siempre intentas recordarlo, pero nunca funciona".

En esa entrevista, podía ser visto como un comentario imprudente, pero sin una intención explícita de promover desórdenes alimenticios o discriminar a personas con tallas mayores al número 6. Quizás fue una broma de mal gusto, que puesta en su súper conocida e influencial boca tuvo las consecuencias que tuvo. En mi opinión, fue una declaración irresponsable dada sin un ápice de reflexión.

En dicho momento encendió un debate muy fuerte, enfureciendo a toda una comunidad de personas que luchaban para abolir el culto a las modelos extremadamente delgadas, mientras que por otra parte, millones de comunidades online dijeron: "Finalmente, alguien que dice lo que todos estábamos pensando". 

¿Qué lado tiene la razón? 2009 no dio la respuesta. 

Llegó el 2010 y el tema siguió siendo debatido desde todos los puntos de vista, siempre privilegiando el enfoque "pro-belleza natural". Modelos con más curvas aparecieron en las pasarelas, a veces viéndose más como un deber de las empresas por apoyar la existencia de distintas figuras que como verdadera creencia.

Personajes como Perez Hilton, el bloguero estadounidense conocido por comentar los chismes relacionados con el espectáculo, tomaron el lema como bandera. Incluso colocando una camiseta estampada con la frase "Nothing tastes a good as skinny feels" en su tienda online (que duró poco no por existencias agotadas, sino porque la quitó del stock por razones desconocidas).

Ahora, a cominezos de 2011 la frase ha vuelto a renacer en la página zazzle.com, esta vez en una línea de camisetas y enterizos para niños y bebés de la marca estadounidense Teen Modelling (es decir, modelaje adolescente). No solo es algo que una persona aislada hizo en una página de customización de camisetas y otros artículos, es algo que (si nos guiamos por el nombre) una empresa de modelos infantiles y adolescentes promueve. 

Camiseta babydoll para niñas (entallada), Ranita orgánica para bebés y Camiseta para niños que se pueden encontrar en zazzle.es


En fin, si el comentario de Moss fue imprudente, la camiseta para adultos de Perez Hilton fue peor; pero estampar esta frase en indumentaria infantil ya cruza la raya. Y no estoy hablando de lo "políticamente correcto", estoy hablando de algo que personalmente me parece incorrecto, que es inculcar desde tempranísima edad en la mente de los niños que una persona que no sea "skinny" no pueda sentirse igual de bien que cualquier otra y que es preferible dejar de comer a estar gordo. Inculcarlo de la misma manera que se enseñan valores y tan a la ligera como un babero con la frase: "I love my mommy".

Varias preguntas me quedan después de esta reflexión: ¿Quién compra esto? ¿Qué padre o madre pone esto a su hijo? ¿Qué pasa con la sociedad que aprueba estos mensajes, sobre todo en productos infantiles? Prohibirlo tampoco es la solución porque hacerlo, ¿no sería coartar la libertad de expresión? ¿Hasta qué punto podemos decir todo lo que se nos cruce por la cabeza? ¿Qué papel debe jugar la industria de la moda dentro de este debate? La eterna pregunta. 

Pasos, se están dando, pero podemos estar de acuerdo en que debe haber un cambio de actitud en todos los actores del entorno, ¿no?

Julia Saume Márquez

18 abr. 2011

Comodidad puede ser moda


Lo último de Givenchy x Converse son unas deportivas con un estampado de leopardo negro. Después de hacerse cargo la línea de Hombres de Givenchy, Riccardo Tisci ha conseguido un gran éxito. En eset momento, se encarga de la planificación conjunta con las principales marcas. Estos zapatos deportivos son salvajes y de bajo perfil por el estampado de leopardo negro. Desde que me enteré de la colaboración entre estas dos marcas, no puedo más que seguirla con mucho interés.

Givenchy x Converse
Sabemos que Converse es uno de los símbolos espirituales de la cultura estadounidense. Su línea “Chuck Taylor All Star” es popular en todo el mundo. Siempre ha usado la mejor tela, de la mejor textura y con la densidad adecuada, caucho natural... Esto la hace muy duradera. Destaca la innovación sin desatender los materiales naturales y la protección del medio ambiente.

Las colecciones de editor especial son interminables. Converse colabora de nuevo con John Varvatos, el conocido y galardonado diseñador de moda estadounidense. Lanza la nueva serie “John Varvatos Spec Hi”, en la que destaca el logrado desgaste que lleva el modelo como si lleváramos años dándoles cera. Parece que el estilo es el espíritu esencial de Converse.

John Varvatos Spec Hi

Ahora las deportivas no sólo son el sinónimo de comodidad o movimiento. Para atraer a los jóvenes que quieren destacar entre los demás, las firmas no dejan de lanzar todo tipo de zapatos de moda, únicos o significativos.
Jeremy Scott diseña unas zapatillas Panda Bear para Adidas. El oso panda es el animal nacional de China. Este verano estará en la lista, y también tiene la sección para niños. 
Jeremy Scott "Panda Bear"

Jeremy Scott x Adidas
JS WINGS















 Las zapatillas de lona también pueden ser el estilo nacional. VisVim presenta la nueva colección de la serie “Tekke Carpet”, inspirada en las alfombras de Afganistán de mediados del siglo XIX. Sus dibujos y colores son típicos del estilo de oriente medio.

Vis Vim

Lanvin diseña unas zapatillas para los hombres, heredando el estilo del pasado que es recto y estrecho pero sin perder la creatividad. Estas zapatillas usan las imágenes digitales y los remaches con el fin de aumenar la composicion de la rebelión. 
Lanvin



Yun Zhou


Las celebrities con Japón

 Japón todavía necesita nuestra ayuda. Una larga lista de diseñadores y celebrities han querido mostrar su apoyo al país nipón desde el primer momento. Dejemos de lado la discusión de si es oportunismo o solidaridad y veamos algunos ejemplos de personajes conocidos que han querido sumarse a acciones humanitarias.

Una de las personalidades que más se ha comprometido ha sido Clint Eastwood. El director ha querido ir más allá y anunció en un comunicado de prensa que donará la totalidad del dinero recaudado en las ventas de los DVD y Blu-ray de Más allá de la vida a la Cruz Roja japonesa.

Una de las últimas aportaciones ha sido la de Jane Birkin, que ha subastado en ebay uno de sus cuatro bolsos Hermès.  

Jane Birkin con su bolso

La actriz y cantante, que dio nombre a uno de los bolsos más populares de la historia de la moda,   ha querido donar uno de los suyos. La subasta dio comienzo el pasado día 5 de abril por un precio de 2000 dólares y a poco más de un día para finalizar, el precio era de más de 15000 dólares.  

El bolso en cuestión, no solo perteneció a Jane Birkin, sino tiene el valor añadido además lleva consigo la historia de muchos viajes alrededor del mundo, evidenciado a través de stickers y adornos que ella misma le añadió para costumizarlo.

Bolso Birkin subastado

El icónico bolso nació hace ya casi 30 años de la mano del presidente de la compañía Hermès, Jean Louis Dumas, como respuesta a la insatisfacción de la misma Jean Birkin con su bolso de paja que utilizaba entonces. Juntos diseñaron el Birkin, un bolso de viaje cómodo donde se pudiese meter un gran número de objetos y de fácil abertura.
 






Otra iniciativa solidaria es la de Yoox con varios diseñadores destacados. La tienda online ha montado una campaña llamada We love Japan en la que ha unido a varios diseñadores para impulsar una colección creada única y exclusivamente  para la causa.Los diseñadores involucrados son nombres ya reconocidos como Ann Demeulemeester, Marni Moschino, Dsquared2 entre otros.

 


Dsquared2

Antonio Marras


Maison Martín Margiela


Moschino



Marni



Ann Demeulemeester

 
 
Raquel Febrer
.

17 abr. 2011

Dos grandes argumentos para votarla

En Menorca la campaña para las elecciones del 22 de mayo ha arrancado, y de manera bastante caliente. No por las rivalidades y palabras subidas de tono (que seguramente se darán) entre candidatos, sino por las imágenes que la candidata del Partido Democrático de Ciutadella, Soledad Sánchez Mohamed, ha utilizado para presentar su candidatura.

Dos grandes argumentos”, este es su eslógan electoral en un cartel donde la candidata exhibia, sin vergueza alguna, sus pechos, cogidos desde atrás por unas manos masculinas y que dejaban entrever sus pezones.

Después de dar la vuelta al mundo y debido al cúmulo de denuncias que los vecinos de Ciutadella efecturaon, el Institut Balear de la Dona obligó a la candidata a retirar ese cartel, totalmente sexista.

Tal y como decía el eslogan, sus dos grandes argumentos para nombrarla alcaldesa estaban ahí mismo, a la vista de cualquiera, y es que ya es sabido el dicho; “vale más una imagen que mil palabras”, y puede que dicha candidata pensase que de qué le serviría un programa electoral si tenía esos dos grandes pechos con los que podía “conquistar” al sector masculino.

Lamentable, patético e indignante (por no decir otra cosa) fue lo que se me pasó por la cabeza cuando unos amigos, entre risas y bromas, me pasaron varios links con noticas referentes al tema. Pero más patéticas me parecerieron unas declaraciones hechas en boca de la propia candidata en la que se refería a si misma como feminista y en las que se mostraba orgullosa de esas fotos.  

Personalmente, critico la actuación de la candidata, y me parece lamentable el hecho de que se haya rebajado de esta manera solo por conseguir unos votos. Una actuación que me lleva a pensar en lo poco que se quiere a si misma (intelectualmente hablando) y en la poca confianza que tiene de ella y de su partido para ganar unas elecciones.

“Señora Soledad Sánchez, menos tetas y más soluciones” (Laura Rotger dixit)

Laura Rotger

16 abr. 2011

AGOTADAS LAS EXISTENCIAS


Increible pero cierto.

El mono de algodón rosado de la colección primavera-verano 2011 de H&M era mi próxima adquisición. Cómodo, fresco, diferente y a precio más que asequible. Claro, eso es lo que debimos pensar todas.
Ni un solo mono de algodón en toda Cataluña, agotadas las existencias y sin expectactivas de nuevas fabricaciones...




Quizás sea porque todo lo que Gisele Bundchen toca no es que lo convierta en oro, es ¡Que lo hace desaparecer!.

Su vuelta a escena ha sido más que comentada. No solo H&M  ha tenido la suerte de contar con su presencia para las campañas, también Balenciaga y alguna firma más. 

Este es tu año Gisele y me alegro, pero por tu culpa me quedo sin el look del mes.


Beatriz González Roiz


John Galliano sin Galliano


El mito definitivamente se hunde.
Después de su despedida en Dior, John Galliano se ve perder el reino de su propia marca detenida a 91% por el grupo LVMH. Según el escándalo provocado por sus dichos antisemitas en el café La perla de Paris, John Galliano perdió su puesto de director artístico en Dior  justo antes del inicio de la Fashion Week Parisiana OI 2011. Sydney Toledano, PDG de Christian Dior Couture y de Galliano, había declarado su deseo de jamás colaborar más con el diseñador británico. No obstante esperábamos un “castigo” por parte de la casa Dior por el comportamiento de su director artístico pero nunca hubiéramos pensado que LVMH iba a echar a John Galliano de su propia firma.



John creó su propia casa Galliano en 1984 justo después su graduación. 27 años de vida dedicada a ser el rey de la moda y diseñar tanto para su firma como para las grandes casas de costura como Givenchy y desde 1996 para Dior. Todos lo conocimos por ser extravagante, excéntrico, talentoso e iconoplasta. John revolucionó la alta costura y electrizó la casa Dior con sus desfiles espectaculares y provocantes.
Lo más potente fue en 2000, cuando John presento  el dicho  desfile "Vagabundos" deseando dar un homenaje lujoso y romántico “ a la ingeniosidad que despliegan los desheredados para vestirse ". Este desfile marcó profundamente la historia de la moda y creó un nuevo estilo sin equívoco, que se nominara el "pornochic". Un giro impresionante en el grupo conservador y lujoso LVMH que siempre había apoyado las extravagancias del diseñador.



Extravagancia que siempre había ido bien a LVMH… Pero el cuento maravilloso se acabó: LVMH decidió quitarle de las manos lo único que podía salvar la dignidad de Galliano después del triste capitulo de marzo: su propia firma.
Una vida destruida en 3 decisiones… La moda sublima como destroza en un momento.
“What a sadness story” como suelen decir nuestros compañeros británicos. ¿Qué le va a quedar a Galliano si LVMH tiene un mal placer en quitarle todo y sobre todo lo que le podía salvar para seguir adelante?
Claro, Galliano hizo daño al mundo de la moda, y sus dichos no pueden ser aceptables. Sin embargo, perder Dior, su dignidad y ahora su esencia no es un castigo extremo?
Galliano sin Galliano no tiene sentido. “ Business is Business” pero LVMH tendría que haberlo pensado mejor antes de tomar esta decisión injusta.
John Galliano será juzgado por insultos y difamación antisemitas antes el final del año y arriesga 6 meses de cárcel además de 22. 500 euros de multa.
La moda ya tiene suficiente. Guardamos en memoria los finales trágicos Mc Queen y  Decarnin. Deseamos que el triste cuento Galliano no se acabara con una sobredosis de alcohol y unos dichos antisemitas…  

Ingrid Rosiau Affansieff

13 abr. 2011

Boüret Atelier

Vanessa Datorre y Noela Rivera son dos jóvenes diseñadoras creadoras de la marca coruñesa Boüret, cuyo nombre viene dado por la mezcla del apellido del diseñador  Paul Poiret y de su mujer, y musa, Denise Boulet.

Se trata de un taller ubicado en pleno centro de la ciudad gallega  donde los vestidos de fiesta están dirigidos a una mujer a la que le gusta diferenciarse, que aprecia la calidad y el diseño exclusivo, sin importar la edad.

-¿Cómo y cuándo nace la idea de Boüret?
Siempre soñamos en diseñar vestidos de fiesta. Nuestra propia experiencia a la hora de buscar y no encontrar lo que queríamos nos hizo ver  que había un nicho de mercado, por lo que decidimos lanzarnos.

-A la hora de crear una prenda ¿Cuál es vuestra inspiración?
Son muchas las fuentes de inspiración. Mezclamos la tendencias actuales con lo vintage, una película, un cuadro, un color, un vestido que nos gustaría llevar a nosotras, a partir de un tejido...no hay un criterio único.

-¿Hay 2 vestidos iguales?
La colección se divide en 3 tipos: piezas únicas imposibles de repetir, ediciones limitadas y en serie de la que, como mucho, se harán 10 unidades.

Creemos en la producción local, por eso todas nuestras prendas llevan la etiqueta "Made in Spain"

-A grandes rasgos, ¿cómo definiríais el estilo de vuestras colecciones?
 Femenina, elegante, romántica, ecléctica, atemporal, arquitectónica.

-¿Qué propone Boüret para la temporada primavera-verano 2011?
Nosotras no distinguimos estaciones, la colección no está marcada por tiempos ya que  nuestra idea es incrementarla con nuevos diseños cada mes.
Este año proponemos colores ácidos como mandarina, naranjas, fucsia, verdes y más sobrios como nude, marrones, rosas empolvados, caldero...

-¿Cuál creéis que es la situación de los nuevos diseñadores españoles en la actualidad?
Creemos que hay diseñadores con mucho talento pero quizás nos falta proyección y ayuda por parte de muchos factores que intervienen en el mundo de la moda: prensa, instituciones…además de una pasarela con más repercusión internacional. Aunque por nuestra parte, la de los diseñadores, también deberíamos quitarnos el complejo de que lo de afuera siempre es mejor. Un ejemplo claro se ha podido ver en la gala de los Goya donde más de la mitad de los invitados vestían de diseñadores extranjeros cuando sería el momento perfecto de lucir moda española.

-Tanto para vuestro taller como para las ilustraciones de Vanessa, tenéis blog y cuentas en redes sociales ¿Qué importancia creéis que  tiene hoy en día para un profesional tener contacto con estas herramientas?Internet es una ventana que facilita que nuestras creaciones se vean en todo el mundo, posibilitándonos el poder vender un vestido en cualquier continente.

-¿Tenéis nuevos proyectos de cara al futuro?
 Estamos empezando a hacer moda nupcial y de comunión a medida, diferenciándonos un poco de lo que ya hay en el mercado. Tenemos muchos proyectos pero de momento son sólo eso, proyectos.





Lorena Coelho

El cambio vence también en complementos

Mademoiselle Chanel tenía una debilidad por llevar la contraria a lo contrario. Ser diferente a lo que era apropiado en su época puede (estoy segurísima) que fuese el detonante, junto a su ambicioso carácter, para su gran éxito en el mundo de la moda.
Introducir el pantalón y la paleta de colores masculina en los armarios femeninos, pasar el punto de la ropa interior a la exterior, o ser la primera en vender y colocarse en su propia imagen la bisutería... Y en ese último punto me paro. 
La bisutería nunca había sido tan valorada hasta que la voz de la moda de los 20 lo dictaminaba. Su venganza hacia la aristocracia, provocada por la infancia pobre que tuvo, no cesaría en toda su carrera. Aunque Coco mezclase sus valiosas joyas heredadas con esa bisutería a la hora de crear complementos, hizo que la joya barata se quedase en el mercado con un nuevo concepto de valor y de manera muy exitosa. 
Y con tanto éxito que hoy en día forma parte de nuestro armario, o por lo menos para un público fiel al “sistema Inditex”.
Los numerosos sitios a los que tenemos que asistir durante la semana, la diversidad de personas con las que debemos encontrarnos y enfrentarnos, la felicidad que nos provoca cambiar de look cada día... Son factores que han ido aumentando nuestra adicción a las compras. 
Combinamos prendas más caras con otras más baratas, y algo parecido hacemos con las joyas y la bisutería, aunque no creo que los fieles al “sistema Inditex” posean una montaña de joyas.  
La verdad es que hoy en día podemos encontrar piezas de bisutería muy bien trabajadas y con mucho estilo a precios totalmente asequibles. Es por eso que, en tiempos de crisis como los de ahora, no les está afectando de la misma manera que a otros sectores dentro de la moda. Incluso algunos de ellos han empezado hace poco y están teniendo muy buena acogida.  



Après Ski es un ejemplo de ello. Su creadora y propietaria, Lucía Vergada, nos ofrece una amplia colección de colgantes de aspecto vintage. Todo ellos con cadenita y piezas de latón; algunas decoradas con esmalte, otras no; otras con pequeñas aplicaciones... Piezas con mucho encanto y a precios asequibles. Podéis encontrar sus colgantes, cosmic Ice-Creams y pulseras en apreski.blogspot.com. 


Otro tipo de bisutería, siguiendo este estilo nostálgico-romántico, combinado con bordados, es el que nos presenta Chicadecanela (www.chicadecanela.com). Sus piezas parecen desprender ese olor de las casas de nuestras abuelas y la calidez de nuestros recuerdos. 

Y con el verano se acerca el color y todo parece ser más dulce, o así lo presenta Abataba.  Nos ofrece una colección repleta de dulces y colores. Incluso las que adoramos los deliciosos macaroons nos los podemos colocar en forma de pulsera, pendientes o anillo.
La sociedad ha evolucionado. El ritmo de vida es tan vertiginosamente fugaz que preferimos cambiar con él y tener un amplio abanico de posibilidades a nuestro alcance. Y qué mejor que la bisutería que nos presentan estas firmas; bien trabajada, con una inyección de creatividad y humor, a precios asequibles. El diseño existe para aportar nuevas ideas, para aportar cambios. Actualmente lo raro sería que no estuviésemos acostumbrados a ello. El mérito está en el “cambio”, y con este único término doy por incluidos a los muchos que hizo mademoiselle Coco.

Núria Martí Casanova

11 abr. 2011

Lo que la ropa interior puede hacer por ti

El otro día tomando un café con unas compañeras de clase estuvimos hablando de lo mucho que había evolucionado la ropa interior. Les hablé de mi mayor descubrimiento en referencia a este tema, el sujetador Wonderbra Perfect Strapless, un sujetador sin tirantes mágico. Lo lanzaron en mayo del año pasado, justo cuando se cumplían quince años de la llegada de la marca a España y su lanzamiento dio mucho que hablar. Pero al ver qué no lo conocían y que muchas de vosotras podíais no conocerlo, y a pesar de que le esté dando cierta publicidad gratuita a la marca, decidí escribir un post sobre éste y así compartir mi gran hallazgo.
Las mujeres solemos sentir pavor a los sujetadores sin tirantes, son incómodos, deforman el pecho, se caen… Por este motivo, muchas veces hemos dejado de comprarnos camisetas o vestido con escote palabra de honor  o asimétricas solo con imaginarnos el sujetador que nos tendríamos que poner. Pues chicas, ¡esto se ha acabado! Os presento  el sujetador perfecto: el WONDERBRA PERFECT STRAPLESS.
La casa Wonderbra estaba dispuesta a encontrar la fórmula para hacer el sujetado perfecto, por eso, se decidieron a hacer un estudio de mercado. Se le preguntó a miles de mujeres sobre la mejor sujeción existente para los pechos, a lo que la mayoría contestó que la mejor sujeción son las propias manos. Ahí reside el secreto de este maravilloso sujetador. Wonderbra Perfect Strapless es un sujetador sin tirantes que no se cae gracias a un refuerzo interior que imita el gesto de sujetarse el pecho con las manos. Sí, puede sonar raro, pero en vez del típico aro, el pecho es sujetado por unas manos de policarbonato.
Un modelo con el Wonderbra Perfect Strapless junto con cuatro
modelos imitando el efecto "sujeción con las manos" del sujetador.
El sujetador  consta de un soporte realizado en forma de mano
que eleva el pecho, lo sujeta y proporciona un escote profundo. 
Tengo que reconocer que este sujetador no es el más bonito del mundo, ni mucho menos el más sexy, es bastante más ancho y grande de lo normal y en color visón recuerda un poco a la ropa interior que suelen usar las mujeres mayores. Ahora bien, puedo asegurar que bajo la ropa, con lo mucho que favorece al escote, lo mucho que pasa desapercibido y, sobre todo, la felicidad que siente una cuando lo lleva (te olvidas de que los llevas puesto, puedes bailar, saltar, correr…), te hará sentir la mujer más satisfecha del mundo.
El Perfect Strapless está disponible en colores básicos y también en versión marfil con encaje para novias, os aseguro que el día que me case me compraré esta versión ¿Su precio? Unos 35€ muy bien invertidos.
He aquí mi gran secreto íntimo, después de esto creo que ya no puedo “desnudarme” más.
Os dejo con el video del día de la presentación en Madrid (mayo 2010) de el WONDERBRA PERFECT STRAPLESS.



Nerea Cudinach

LOS HOMBRES MEJOR VESTIDOS DE LOS DOS CONGOS

Pasean entre calles, pequeños comercios y bares. Su presencia es notable en todos los sitios. Son los Dandis (en inglés, dandys) o mejor conocidos como los Sapeurs del Congo, un grupo de hombres perteneciente  a un club que se distingue por su estilo y elegancia. Esta manera de distinción tiene una historia que nos remonta a los años 20´s del siglo XX. André Grenard Matsoua, fue un líder político y religioso que vivió muchos años en Paris donde combatió el colonialismo francés, a su regreso a África, fue encarcelado y, se convirtió en un mito por parte de los congoleños.
A pesar de sufrir la prisión, Matsou creó escuela en la vestimenta de los caballeros, ya que lucía trajes occidentales costosos jamás vistos en el Congo.  De ahí que se le considera el gran sapeur.

En los años 60´s el Papa Wemba, fue un  sapeur famoso por rechazar la imposición de el abacost, un traje maoísta de 3 piezas impuesta por el dictador de la entonces Zaire Mobu tu Sese Seko. De esta manera, Wemba convirtió el estilo sapeur en un movimiento de resistencia.
Pese a que África es un país donde predominan constantes guerrillas y hambre, los sapeurs han sobrevivido, se les puede ver con mayor facilidad en el distrito de Brazzarville.
Que vistan trajes de marca, no significa que puedan permitírselos: a menudo se las prestan, la adquieren a plazos o las sacan de tiendas de segunda mano. Ellos se centran en poner en escena su elegancia por las calles y en combinar frívolos complementos como símbolo de rechazo a la violencia.
Ser un sapeur tiene unos códigos a la hora de vestir. Por ejemplo no pueden combinar más de tres colores. Deben ser juguetones cuando defienden la ropa que llevan puesta en sus batallas dialécticas. Este club de sapeurs pertenece a la SAPE (Sociedad de Ambientadores y Personas Elegantes) cuyo objetivo para sus miembros es viajar a Paris para regresar como un maestro del estilo.  


Sin duda, una manera muy peculiar de recurrir a la sofisticación y la elegancia como un foco de atención opuesto al de la violencia.

Diana Ibarra

10 abr. 2011

La otra moda

Iniciativas  de moda que sorprenden e ilusionan

Nadar a contra corriente no es exclusivo de salmones. Es una actitud que encontramos en algunos humanos y una manera de entender la vida para mentes inquietas de todos los tiempos y sociedades. Siempre han existido, existen y existirán individuos que se desmarcan de lo establecido, lo predecible y lo común.
En un momento donde la moda es encabezada por gigantes del lujo desmesurado y multinacionales de lo seriado, es de agradecer la proliferación de interesantes discursos de moda frescos, divertidos y diferentes.

 Viviendo en el personalísimo barrio de Gracia de Barcelona, por poner un ejemplo real como la vida misma, una tiene el inmenso placer de observar en primera línea las pequeñas transformaciones y revoluciones callejeras que hacen despertar al transeúnte.
Sus calles son un vivero de escaparates que muestran altas dosis de originalidad y palpitante innovación. 

Interior de la tienda-taller The Little Cotton Company
 Pongamos que paseamos por la calle Luis Antúnez, por citar algún ejemplo, y nos paramos justo en frente del número 6. Observamos el interior de The Little Cotton Company, tienda y taller, nacida como hermana pequeña de la conocida Menchén Tomàs. Olga Menchén y Francesc Tomàs, creadores de la marca, han apostado por un concepto de boutique de barrio donde coquetas prendas muy asequibles, se customizan y retocan al uso de la compradora. El taller está abierto a cualquier requerimiento del cliente, ya sea a partir de la transformación de prendas de la marca como de prendas personales con ganas de convertirse en algo más.

Vista interior de la tienda IFIL (calle Torrent de l'Olla 161)
Adentrándonos en las estrechas calles del barrio,  llegamos hasta un diáfano y luminoso local con un acertadísimo nombre: iFil
Lo que a priori podría parecer el apodo de un nuevo aparatito multimedia, se trata de la  mimada propuesta de dos socias: Silvia y Carme, que han convertido la práctica de hacer calceta en  una experiencia social muy estimulante.
En su tienda venden y exponen graciosamente todo lo relacionado con el mundo del punto hecho a mano y organizan talleres para los interesados en la práctica de esta relajante disciplina textil.
Su perfil del Facebook y blog sirven de plataforma para que las piezas resultantes del esfuerzo personal sean protagonistas e inspiren a nuevos adeptos.

Vestiditos vintage de Susi Sweet Dress. No hay dos iguales.
Al caer la tarde es posible que tengamos la suerte de encontrarnos con una venta-coctail de la marca
Hablo de la iniciativa de una emprendedora e inquieta actriz, Susanna Bas,  que reparte su energía entre la interpretación y su realmente exitosa venta de vestidos únicos de estilo vintage.
Susanna cuida personalmente la selección de prendas fruto de sus múltiples viajes por el mundo. Las ventas se realizan en espacios originales como bares, showrooms o domicilios particulares, convocando a sus clientas a través de las redes sociales.
El apabullante desfile de compradoras, bloggers y fans de los vestidos, vacían literalmente las perchas llevándoselos, sin rubor, a pares. Digno de ver.

Sólo son tres ejemplos. Tres formatos que se unen a iniciativas que se abren camino en las grandes ciudades como respuesta a las vías de venta de moda convencional.
Desde aquí, reconocer la labor de estos outsiders del sistema y animar a seguirlos de cerca para conseguir ilusionarnos y ver que otra moda es posible.

Cristina Rubio.

Dime qué ves y te diré cómo vistes

El fin de Sex & the City nos dejó huérfanos y hambrientos de estilismos y moda en la televisión. Corría el año 2004 cuando los tacones de Carrie dejaban de sonar en las calles de Nueva York (al menos, de la mano de ese gran canal de series que es la HBO)

 Miranda, Carrie, Charlotte y Samantha: un adiós, cómo no, de punta en blanco.


Sin embargo, en la televisión otras muchas series han conseguido marcar tendencia. Sexo en Nueva York se llevó la palma, pero no fue la única:

Friends es un clásico de la televisión. Sus protagonistas continúan levantando pasiones entre el público, quizás porque las tramas de la serie no han perdido un ápice de actualidad, a pesar de que las aventuras y desventuras de este grupo de seis amigos comenzaron a emitirse en 1994. De las diez temporadas en las que reinó en antena, se puede destacar, desde el punto de vista moda, a dos grandes personajes: el pelo de Rachel Green (Jennifer Aniston) y los estilismos de Phoebe Buffay.

"Quiero el corte de Jennifer Aniston" era la frase más pronunciada en las peluquerías norteamericanas a mediados de los noventa. Cada uno de sus peinados se convirtieron en "los rachel". Su pelo convirtió a esta actriz en la enésima novia de América. Su símbolo. Tanto es así que, en diez temporadas, el estilo de Rachel apenas cambió: un tono de rubio más o menos similar (quizás algo más claro conforme avanzan los episodios) y, con excepción de un par de temporadas un largo que sobrepasaba con creces la altura del hombro.


Pero, ¿por qué Phoebe Buffay? Muy sencillo. Por esto:
Una adorable Phoebe, lista para aprender a ir en bici.
Super Phoebe. Qué tiemble Clark Kent

Lo suyo era el color, la alegría y la inocencia. Por eso, Phoebe era la más interesante de las tres amigas Friends. Érase una vez un Phoebe pegada a una guitarra... ¡Por no hablar de sus manos repletas de anillos!

90210, o lo que es lo mismo: vive le style américain! El remake de ese Beverly Hills que marcó a los adolescentes de los 90 ha venido cargado de modelitos y cuerpos esculturales:
Tres de las protagonistas de este drama juvenil 




Vivir en California, donde siempre hace buen tiempo condiciona, y mucho, el estilo de vestir. Por eso en 90210 se ven muchos vestidos mini, bikinis y bastante carne al aire. Sus protagonistas no tienen nada de especial: son ricos, guapos y tiene las hormonas algo revolucionadas. Sin embargo, como a los pobres, también les duele muy a menudo el corazón... y la Visa.




Silver, Naomi y Adrianna: un trío muy bien avenido





Gossip Girl: ¡Y el glamour huérfano de Sex and the City regresó a NY! Y, por ende, a la televisión. Es cierto que las tramas de la serie han ido decayendo con el paso de las temporadas, pero lo que no ha descendido ni un ápice ha sido el nivel de los estilismos.

"Somos Blair y Serena. Porque nosotras lo valemos".

Sus dos grandes referentes son Blair (la morena) y Serena (la rubia). Los suyos son dos estilos contrapuestos: recatada, clásica y dulce la primera; explosiva, chic y más casual la segunda. 

Las dos juntas forman un tándem perfecto y es muy habitual verlas de compras en muchos de los capítulos. Ellas llevan vestidos de gala de Oscar de la Renta, bolsos de Vuitton o zapatos Jimmy Choo porque forman parte de ese selecto grupo real del Upper East Side.  ¿Qué sería de Gossip Girl sin el estilo de sus dos protagonisas? Probablemente, una serie más de adolescentes que habría languidecido poco a poco.



La rubia, Serena, es "sensacional, sensacional" y la morena "tampoco está mal".
 Sin embargo, en Gossip Girl también hay otra figura a destacar. Y esta no es otra que la del fantástico Chuck Bass, perfecto ejemplo de la adaptación del gentleman inglés al siglo XXI. Lástima que sus modales, muchas veces, dejen algo que desear

No le falta ni el detalle del vasito....
Atentos a la coordinación: bolso vs. pajarita
















Lipstick Jungle: el intento por revivir el glamour de las treinteañeras neyorkinas se quedó en eso, en un simple intento. Lástima, porque sin igualar a Sex and the City, Lipstick Jungle fue una serie con tramas interesantes, perfecta para evadirse y pensar aquello de "pobre niña rica".

Nico, Victoria y Wendy: una para todas y todas para una



Nico, Victoria y Wendy son tres súper amigas  que viven, trabajan y sufren en Manhattan. Profesionales de éxito, se encaraman a sus tacones y aguantan sobre ellos a lo largo de todo el día, sin importar el número de horas de sus jornadas agotadoras.

Su venturas y desventuras sólo duraron dos temporadas. 



Negro riguroso, acierto seguro.
Mad Men y la vuelta a los sesenta. Mad Men es mi gran debilidad. Me asombra la capacidad de Betty Draper de mostrarse siempre perfecta, rimmel corrido y borrachera incluida. Siempre perfecta con sus vestidos de vuelo, cintura de avispa, uñas pintadas y cigarrillo permanente.

Betty Draper, borracha pero siempre perfecta.

Me asombra también la voluptuosidad de Joan Holloway, y cómo se desenvuelve esta magnífica mujer rodeada de tiburones macho, dispuestos a ver en ella una simple percha para un vestido. Joan es sensual, pero también atrevida, y la ropa se le ajusta al cuerpo como una segunda piel.

Joan Holloway, o el estilo de una pelirroja

Downton Abbey, la (última) serie revelación en la televisión española. Muchos la descubrimos gracias, cómo no, a Internet, sin doblajes y sin parones publicitarios. En ella la ropa se descubre de forma sutil, puesto que forma parte indisoluble del escenario donde se desarrollan las tramas. La ropa de día es sencilla, sin estridencias, y da paso al esplendor y la sofisticación de los trajes de noche. Puntillas, perlas, muselina, guantes de red... ¡¡Por no hablar de los sombreros!!

Tres hermanas para tres vestidos
Diferentes escenas de Downton Abbey.
Frente al lujo poco ostentoso de los Crowley, destacan sus sirvientes, los protagonistas invisibles de esta serie.
La plantilla de los Crowley al completo

Su vestimenta los convierte en seres anodinos y aburridos pero las apariencias engañan. En realidad, ellos dirigen los hilos de la mansión señorial de los Crowley que, es, en sí misma, un personaje más.

Eva Navarro